info@babycaprichos.com   -   606 17 07 53 Sólo Whatsapp

 

7 ESTRATEGIAS CON CUENTOS PARA ALBABETIZACION TEMPRANA

7 estrategias con cuentos para impulsar la alfabetización temprana

La mayoría de los padres saben que leerle a su hijo durante quince minutos cada día es una de las actividades más importantes que puedes hacer con su hijo en edad preescolar para ayudar a aprender a leer y tener éxito en la escuela. Pero lo que no saben, son algunos de los secretos que los maestros utilizan durante la hora de cuentos para enseñar importantes habilidades de alfabetización temprana para sus hijos.

Prueba algunas de estas ideas simples:

Marcar mientras se lee de izquierda a derecha

Esto puede sonar simple, pero correr sus dedos por debajo de las palabras a medida que lee tiene muchas lecciones valiosas para los jóvenes lectores jóvenes. De izquierda a derecha y de arriba a abajo no es algo natural para los niños pequeños. Puedes notar esto cuando comienzan a escribir su nombre, muchas veces de derecha a izquierda. Esta es una habilidad simple que tiene que ser aprendida y es fácil de enseñar!

Trabajando con Palabras

Si su niño es inquisitivo  puede pedir, naturalmente, el significado de las palabras que no reconoce. La lectura es una maravillosa oportunidad para ampliar el vocabulario de tu hijo pues mayoría de los libros ilustrados contienen algunas palabras que tu hijo puede no saber. Después de leer el libro al menos una vez hasta el final (sólo por diversión), comienza a comentar  algunas de las palabras que piensas que tu niño puede no saber. A medida que empieza a leer, será mucho más fácil de sondear una palabra conocida que uno nunca ha visto u oído antes.

Señalar las  puntuaciones

Aunque no es necesario que sepa lo que es un punto de la exclamación, signo de interrogación es antes de que comience a leer, estar familiarizado con estos signos de puntuación comunes le ayudará a sentirse más cómodo en el mundo de la impresión. Haz un juego mostrándole (de una manera exagerada) lo hace un signo de exclamación a la frase que lees, o le das la oportunidad de responder a cada pregunta cómo se llega a la misma. Y para la práctica extra, incluso se puede tratar de leer la misma frase con diferentes inflexiones en función del tipo de puntuación.

 Buscando letras, haciendo de detective

Para una divertida alternativa a simplemente leer un libro, dale a tu hijo un libro para buscar en cada página. Dale una lupa y dile que es un detective de letras! Comience con las letras de su nombre para despertar su interés en la actividad. Vea cuántos mayúscula “B” están en el libro, y luego mostrarle lo que el caso “b” inferior se parece. ¿Cuántos “B” y “b” hay en el libro? Esta es una manera divertida de practicar el reconocimiento de letras y se puede encontrar la mayor parte del alfabeto en casi todos los libros!

Buscando palabras

Si tu hijo es un poco mayor, puedes comenzar a ayudarle a reconocer algunas palabras de uso frecuente simples que se encuentran en la mayoría de los libros. Dale a tu pequeño un buen comienzo en la lectura, ayudando a reconocer estas palabras en la página del libro. Lee cada oración que contiene la palabra para que pueda escuchar y ver la palabra impresa. No le obligues a esto a menos el niño piense que es divertido ¡o puede tener el efecto contrario al deseado!

Hacer un pronóstico de lo que va a pasar

Antes de leer un libro nuevo, mirad la portada y pídele a tu hijo lo que piensa que ocurrirá en la historia que vais a leer. ¿Qué le hace pensar eso? Lee el título y pregúntale si todavía piensa que su predicción es correcta o si quiere cambiarlo. Después de leer el libro, evaluar su predicción para ver lo cerca que estaba de acertar o no. También podría hacer predicciones sobre lo que sucederá a continuación a medida que leéis el libro. Esta es también una buena práctica para la narración básica, que es una habilidad que aprenderá en los próximos años a medida que escriba más.

Comprueba su comprensión del texto

Después de haber leído una historia por primera vez, hazle algunas preguntas para ver lo mucho que recuerda y entiende. Si haces una pregunta que no puede responder, ayúdale a encontrar la respuesta en el libro, y luego que vuelva a leer la página donde está la respuesta. Buenas habilidades de comprensión de lectura le servirán muy bien cuando comienza a leer.

El amor por los libros y el aprendizaje en el niño pequeño es más importante que cualquier habilidad de alfabetización.

Debes tener cuidado de centrarte demasiado en la habilidad y olvidar de disfrutar de los libros juntos. ¡Disfruta con tu hijo de libros fantásticos a menudo y al tiempo sumérgele en un poco de aprendizaje extra acurrucados los dos leyendo!! Te lo recomiendo 100%, y esto no se olvida…

Post anterior

Siguiente post

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest