info@babycaprichos.com   -   606 17 07 53 Sólo Whatsapp

 

BENEFICIOS DE LOS JUGUETES DE MADERA

Hoy voy a tocar un tema que la primera vez que lo oí, se me quedó grabado y me dió que pensar. El movimiento SLOW LIFE. Este concepto no es otra cosa que tomarse las cosas con más calma, y disfrutar de lo que realmente es importante como la familia, los hijos, los amigos. Prescindir de todo lo que es innecesario y bombardear ese calendario de horarios rígidos que siempre nos tiene dominados.

Esta sociedad lleva un ritmo frenético y nos está volviendo ansiosos , a veces no tenemos ni tiempo de jugar con nuestros hijos porque… ¿Por qué?. No hay excusa para no dedicar tiempo a los niños. Podríamos aprender mucho de ellos.

En mi experiencia os puedo decir que con un niño de dos años te das cuenta de que ellos disfrutan de las cosas, se paran, miran un avión, un coche “dojo” (rojo”),pajaritos, hormiguitas… y nosotros a veces metiéndoles prisa porque tenemos que llega a no sé dónde a cierta hora… nos deben tomar por locos. Y decimos, “es que no para”, sólo juega un minuto con cada juguete. Siéntate en el suelo con él, a su nivel, y juega con él, con imaginación. Verás como sí para (aunque sea un rato J

Cuando uno se toma las cosas con más calma, se cometen menos errores. Irónicamente, vivir lento en realidad hace que su jornada sea más productiva, lo que le permite lograr mucho más que cuando se va de un millón de kilómetros por hora. Sorprendentemente, la mayoría de las veces, usted descubrirá que la “prisa” es auto-infligida, no es necesaria. El trayecto es mucho más agradable cuando se reduzca la velocidad lo suficiente como para asimilar todo lo que le rodea.

Pero, ¿cómo? ¿Cómo bajamos este ritmo? Varios consejos:

Tenga fines de semana sin hacer NADA, absolutamente nada. Elimine cualquier cosa que le moleste o no le apetezca.

Retroceda un poco en el tiempo. Desenchufe los televisores y videojuegos y juegue con sus hijos a un juego de mesa (o cualquier juego didáctico) o jugar al escondite, o al tejo o rayuela con una simple tiza, como siempre se ha hecho. O simplemente disfrutar de la naturaleza, sin más. La tecnología moderna es grande – y el 90 por ciento de la semana que nos ahorra mucho tiempo y molestias. Pero el 10 por ciento de la semana (o más), es mejor fingir que no existe. No tiene por qué ser de golpe, se puede empezar por recortar por 30 minutos a una hora cada noche (más los fines de semana) o por mantenerlo apagado una noche a la semana. Si sus hijos se quejan de aburrimiento, introducir una actividad de su propia infancia.

Siempre pienso que antes no había nada de esto y los niños vivían felices y se entretenían estupendamente. Había más participación colectiva en los juegos de la calle, no como ahora, que son individualistas y los encierran en habitaciones durante horas delante del ordenador.

Escriba una carta o un diario a mano. Utilice una pluma, siéntese y use el cerebro. Escribir las cosas es naturalmente lento y nos ayuda a vivir más reflexivamente. Y, una vez que está escrito es un recuerdo que podemos guardar para siempre, que nos ayuda a percibir una vida más simple. Y consigue nuestra mente funcione a un nivel superior – a menudo necesaria en la comunicación con los niños todo el día. Esto mismo hágalo con los niños. Y pinte, dibuje, escriban un cuento inventado en ese momento de relax.

Elija actividades gratuitas – Cuando eliminamos todo lo relacionado con el gasto de dinero simplifica de forma natural nuestros días y noches. La vida se vuelve más ágil y más espaciosa para cosas como la lectura y la exploración, las excursiones, o simplemente pasear.

También debemos tener tiempo para nosotros, los padres. Suena contradictorio, pero se es un padre más relajado si agrega un elemento a la lista de tareas pendientes: alejarse de su hijo. No tiene por qué ser caro o complicado. Ir con un amigo a tomar un café, hacer un picnic con su pareja.. tal cual!

Ya sabéis que BabyCaprichos va por estos derroteros y a favor de los juguetes educativos, de los juegos de mesa. Juguetes tradicionales con los que puedes pasar horas de diversión en familia. Disfrutad de estar y jugar con los niños, de verdad que merece la pena. No necesitan videoconsolas, ni el TV a todas horas, pero es importante que la actividad sea participativa de la familia. Disfrutaréis todos de hacerlo.

A quién no le gustan las casas de muñecas, o recrear escenas con marionetas, o jugar a tomar el té con tus muñecas y peluches. No lo has probado ¿te lo recomiendo al 100

Y aunque suene sexista, los niños tiran hacia los coches, los camiones, las canicas… Tú papá no jugaste a canicas? Enseña a tu hijo cómo hacerlo, jugad los dos!! O haz una construcción de juguete de madera. O jugad a la peonza. Hay tantas formas de disfrutar de la vida sin estrés.

Post anterior

Siguiente post

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest