info@babycaprichos.com   -   606 17 07 53 Sólo Whatsapp

 

info@babycaprichos.com

606 17 07 53 Sólo Whatsapp

 

¡MÍO! NO SIEMPRE ES FÁCIL COMPARTIR

Todos los que tenemos hijos pequeños sabemos lo que les cuesta a la gran mayoría compartir, sea lo que sea. Tienen un sentido de la propiedad muy desarrollado y es difícil hacerles entender que compartiendo se lo pasa uno mejor porque disfrutas más con los amigos.

Ningún niño se escapa de esos momentos por mucho que digan los padres. Estoy cansada de ver cómo hablan de que un niño no comparte, que el mío sí, y no es verdad. Los niños tienen sus momentos y sus simpatías hacia otros más o menos, depende de quien sea. Los niños son diferentes dependiendo del momento y de la compañía.

Está claro que tenemos que enseñarles a compartir, por su bien, para que no se queden solos pero también creo que no debemos obligarlos a hacerlo si el niño no quiere. Yo pongo siempre el ejemplo de que llega un adulto y te coge el móvil “prestado” por un ratito, a ver qué te parecería… XD

Quizás tu hijo ha sacado un juguete al parque porque quiere jugar con él, porque es suyo y le gusta mucho y no tiene realmente por qué dejárselo en ese momento a ningún otro niño si no quiere, ¡y menos si no lo conoce!.  A veces no sabes si es mejor no meterse de por medio y ver cómo solucionan ellos los conflictos, si no llegan a las tortas jajaja.

Hay muchos tipos de niños: unos comparten más que otros, otros no comparten nada, otros depende de con quien, otros depende del momento en que se encuentren.  Y hay niños que ni tan siquiera sacan los juguetes a la calle, o sus padres no les dejan para así evitar esas situaciones incómodas para los padres, porque seamos realistas, no son un buen trago para nosotros. Y muchos, les va bien que compartan con su hijo pero ellos con los demás no. Hay para todos los gustos.

Este libro de Mío es un cuento muy de muy sencilla lectura y entendimiento para los niños.

A mi niño le encanta, y lo hemos leído muchísimas veces. Evidentemente siempre acompañas los cuentos con las moralejas y le das las explicaciones pertinentes sobre el libro, y profundizando más, le pones ejemplos de la vida real con sus cosas y sus amigos. Pero no es un pócima mágica el leer  un libro, se necesita constancia.

Como siempre, hay que ir sembrando valores en los niños para que los tengan asimilados “de serie” ya de adultos.

Con este álbum ilustrado el niño sabe lo difícil que es compartirpero que si lo hace, es mejor para él.

 

La historia es una conejita que está en su casa y viene su primo pequeño de visita. El niño quiere estar con ella a toda costa, la imita, le quita las cosas, le pinta los dibujos y la paciencia de la niña se va agotando a lo largo del día porque su primito está tocando todas sus cosas y no la deja hacer nada. Tratar el tema de la paciencia y ponerse en el lugar del primito es la moraleja final.

Cuando su mamá viene a buscarlo, el primito le da un abrazo enorme y entonces ella se da cuenta de que la quiere mucho y sólo quería estar con ella porque la admira, y que no lo ha sabido valorar. Si lo hubiera hecho, hubieran compartido y disfrutado los dos juntos jugando y diviertiéndose.

Merece mucho la pena comprar este álbum ilustrado, es muy educativo, con unas ilustraciones muy bonitas y de sencilla lectura. Siembra, y recogerás dice el refrán no? Pues a sembrar en nuestros hijos estos valores que tanta falta hacen para la vida.

Puedes comprar este libro en Amazon a través de este enlace afiliado a Baby Caprichos

Post anterior

Siguiente post

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest