INTRODUCCION AL MINDFULNESS

INTRODUCCION AL MINDFULNESS

Como introducción al Mindfulness os diremos que se suele traducir al español como Atención Plena o Conciencia Plena (en ocasiones también por Meditación).

Mindfulness puede llegar a constituir una nueva manera de concebir la vida y de vivirla. Podría suponer un camino para el desarrollo personal y el autoconocimiento. Nos brinda la posibilidad de reducir significativamente factores asociados al desarrollo de muchos de nuestros malestares y sufrimientos. Consiste en adoptar un rol activo y poderoso en la recuperación, desarrollo y mantenimiento de nuestra salud, bienestar y calidad de vida.

Mindfulness representa el “corazón” o enseñanza central de la psicología budista y es, intrínsecamente, un estado de consciencia que implica prestar atención a la experiencia del momento presente. Este estado se cultiva y se desarrolla mediante la práctica de la meditación, que ofrece un método por el cual nos volvemos menos reactivos a lo que nos ocurre en el momento actual.

Mindfulness constituye una manera de relacionarnos con la totalidad de la experiencia (ya sea positiva, negativa o neutra) y nos aporta un medio con el que poder reducir nuestro nivel general de sufrimiento y aumentar el nivel de bienestar

Se ha comprobado que el entrenamiento de los docentes en mindfulness reduce su estrés, las bajas por enfermedad médica, la depresión y ayuda a que disfruten más de su vocación educador

Ahora os hablamos de los beneficios que conlleva en la etapa de Infantil. Como siempre, es un tema muy extenso, aquí, damos un poco de introducción.

Minduflness es estar conscientemente presente, queriendo comprender qué es lo que ocurre, desde una actitud abierta y amable. Se trata de prestar atención, momento por momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, de forma principalmente caracterizada por «aceptación».

¿Por qué mindfulness para niños? En el mundo en el que nos ha tocado vivir, tan exigente, con tantas ocupaciones y actividades, siempre con prisas, con tantísimos estímulos inexistentes hacía tan sólo unos años, se hace necesario encontrar un momento de tranquilidad, tanto física como mental.

Estudios recientes han resaltado la eficacia de esta práctica en niños desde los 4 o 5 años de edad ya que son capaces de desarrollar, a su manera, una vida interior profunda. Además el Mindfulness presta mucha atención al cuerpo y los niños comprenden bien el lenguaje corporal.

Por otra parte, se infravaloraba el sufrimiento y la angustia en la infancia, pero estudios confirman la existencia de trastornos como el estrés en niños pequeños, al que en ocasiones, o se ha ignorado o se ha tendido al extremo opuesto, a sobremedicarlos o psicologizarlos en exceso, posturas poco recomendables máxime cuando existen enfoques menos invasivos, ecológicos y eficaces como es el caso del Mindfulness.

Con el Mindfulness, los niños aprenden a no enjuiciar lo que les pasa. Descubren que lo que sienten no está mal, que los demás también sienten cosas parecidas; que lo que surge desde nuestro interior no se puede controlar ni negar y que los pensamientos no deben confundirse con la realidad.

Este aprendizaje les da mayor paz y desarrollan una empatía que ayuda en contextos de bullying, tanto para el agresor como para el atacado.

Los niños aprenden a ver sus emociones sin negarlas ni dejarse llevar por ellas. Esto reduce las resistencias, lo que se manifiesta en una mayor apertura hacia los demás. Así se hace más difícil agredir y descalificar al otro, y también se hace más fácil pedir ayuda a tiempo, atreverse a decir lo que antes se callaba

Varios ejercicios realizados en el colegio Entrepinares de Valladolid nos pueden servir de ejemplo:

Ejercicio con la linterna, se apagan todas las luces y tan solo un foco de luz proyectado desde una linterna, conseguimos que todo miren a la vez hacia un estímulo luminoso ,la vamos proyectando en diferentes superficies, dando la instrucción de que se muevan en el aula para ponerse cerca del foco de forma ordenada y tranquila. Hasta que no llegan todos no se apaga la linterna y se proyecta en otro lugar.

Ejercicio de observar con más detalle la ropa o características físicas de los compañeros, se nombra un objeto o característica de algún participante y todos deberán buscar a alguien que tenga esa prenda o cualidad.

Ejercicio de la caja de música, se esconde en el aula una caja de música y tienen que averiguar dónde se esconde agudizando su oído.

Ejercicio de los instrumentos, se presentan los instrumentos haciéndolos sonar y enseñándolos despacio a todos, con los ojos vendados se escucha un instrumento y tienen que averiguar cuál ha sonado.

Ejercicio de timbre de instrumentos, se colocan tres campanas de timbres distintos tienen que escuchar y averiguar cuál ha sonado.

Ejercicio de ritmo, golpeando el suelo suavemente con ambas manos, los participantes repiten a continuación el ritmo señalado.

Objetos bajo la manta, para agudizar la percepción visual se ocultan varios objetos bajo una manta, la manta se destapa durante un breve espacio de tiempo y después cada participante dibuja o escribe los objetos que ha visto. Se cierra el ejercicio cuando entre todos se descubren todos los objetos.

Túnel sensorial, en pequeños grupos, tocarán un objeto: arena, hojas secas, plumas, nueces, piedras…no consiste en adivinar, sino en tocar cada cosa como si fueran desconocidos atendiendo a la textura y quedarse con la pura sensación sentida a través de los dedos.

De atención plena al cuerpo

Movimientos conscientes o Posturas de estiramientos – asanas de yoga.

El yoga se presenta a los niños/as como un juego donde se puede desarrollar la imaginación, ya que las asanas de animales y elementos de la naturaleza les resultan muy motivadoras y divertidas, la respiración es el hilo conductor que permite conectar cuerpo y mente y las meditaciones se presentan como cuentos que estimulan su creatividad a la vez que desarrollan su concentración y les ayuda a relajarse.

De atención plena a las emociones

“¿Cómo te sientes?”, “te noto…” “parece que estás…”, podemos ayudar a hacerles conscientes de los que están sintiendo cuando notamos claramente que una emoción no se alcanza a reconocer. De esta forma se siembra una conciencia emocional.

Masajes ¡qué bienestar! Una forma para favorecer un clima relajado y acogedor, además de potenciar los vínculos afectivos y de relación entre los niños y las niñas es mediante el masaje compartido. En 3 años se hace el masaje a los muñecos o peluches, en 4 y 5 , se hace en parejas realizando un masaje suave por el pelo, las manos, los brazos…con las manos y en otros casos con objetos como coches de juguete, pelotas, telas…

Una vez realizada la actividad les preguntamos cómo se han sentido y agradecemos al compañero del masaje su labor por favorecer el bienestar.

El globo mensajero, se presenta un globo en el que hay una expresión de alegría, este se pasa de mano en mano a la vez que se pregunta: ¿cómo te sientes? adquirir un vocabulario emocional

El panel de las emociones: la alegría, presentamos a los niños/as imágenes o fotografías de distintas emociones para que las identifiquen, en 4 y 5 años además presentamos las palabras escritas: AMOR, MIEDO, ALEGRÍA, TRISTEZA.

Qué entendemos por alegría, cuándo la vivimos, cuándo la viven los demás, si nos gusta o no sentirnos alegres…Después buscaremos y recortaremos imágenes de esa emoción, realizamos un panel entre todos y ese panel lo colocaremos en un espacio de aula al que acudiremos siempre que queramos o necesitemos. Reconocer los sentimientos y emociones de los demás.

El baúl del miedo, se pide a los niños y niñas que dibujen algo que les de miedo y lo metemos en el baúl del miedo.

La varita mágica, expresar libremente las emociones, según la consigna “nos convertimos en personas muy…alegres, enfadadas, tristes…para ello utilizaremos una varita que será la que dinamizará la actividad. Expresan mediante el lenguaje no verbal diferentes estados de ánimo.

La bolsa de las emociones, en ella hay piedras pintadas con caras de las diferentes emociones. Cada niño/a saca una piedra y tiene que identificar la emoción y expresarla gestualmente.

De atención plena a la respiración

La atención a la respiración hace que se produzca un despertar inmediato. Es el puente a través de cual el cuerpo se conecta con la mente.

Ejercicios de soplido, partiendo de un cuento de los 3 cerditos de Violeta Monreal realizamos la actividad de inhalar y exhalar. Soplamos diferentes materiales: papel de seda, molinillo, papel higiénico…

De atención plena al pensamiento

Comenzar por un cuento “Crisol y su estrella” de Begoña Ibarrola , el niño tenía que mandar un pensamiento a una estrella ¿qué pensamiento sería?¿Sabéis que pasamos la mayoría de nuestro tiempo pensando? salvo cuando dormimos, y aún dormidos, nuestros sueños no son más que otra forma de pensar.

Los cuentos llevan a comprender de una manera simbólica importantes conceptos que fundamentan las actitudes mindfulness.

Enviar un mensaje a través del pensamiento a un compañero/a , cerramos los ojos y luego lo compartimos, siempre respetando, (abrazo, besos…)y dibujamos lo que hemos transmitido.

Colorear una mandala, es un ejercicio de concentración y enfoque de atención. Se le presentan varias mandalas, el niño se detiene a observarlas y elige con las manos en el corazón, con la instrucción de que éste es el que le diga cuál desea pintar para ejercitar la capacidad de elegir con el corazón.

Deja una respuesta