info@babycaprichos.com   -   606 17 07 53 Sólo Whatsapp

 

info@babycaprichos.com

606 17 07 53 Sólo Whatsapp

 

EL JUEGO HEURISTICO (PRIMERA PARTE)

Como continuación del Cesto de los Tesoros y el Juego de transición, le toca el turno al Juego Heurístico

Es una amplia actividad que conlleva muchas cosas y que por esa misma razón, lo haremos en dos bloques en el blog. Hoy haremos la primera parte, saber en qué consiste y qué se necesita en cuanto a objetos. La segunda parte será el equipamiento necesario y los beneficios eduacativos que ello conlleva

La elección de “El Juego Heurístico”, por parte de Elionor Goldschmied, no es gratuita, ya que hace referencia a la idea de la actividad: “aprender a través de la experimentación y el descubrimiento a través de los objetos”.
Es una actividad de juego, destinada a los niños entre 12 y 24 meses, pensada como continuación del cesto de los tesoros.

Se requiere que los niños hayan tenido previamente la ocasión de explorar objetos de diferentes materiales, texturas, etc. Se desarrolla en una serie de sesiones, y se recomienda que no pasen muchos días entre sesión y sesión.

El Juego Heurístico es una actividad de juego, en la cual un grupo de niños combinan libremente objetos, explorando las posibilidades. Al terminar, los recogen clasificándolos. Los objetivos son: Investigar, Adquirir, Percibir, Experimentar, Descubrir, conocer.

Los objetos son materiales fácilmente combinables entre ellos, en cantidad suficiente, y que facilitan la motivación de los niños para que puedan jugar ampliamente, consiguiendo una situación de silencio y calma ambiental que favorezca la concentración y la acción, estimulando al niño a preguntarse ¿Qué puedo Hacer?

El adulto prepara la sala donde se desarrollará el juego. Aparta todo el material y deja el espacio libre para los elementos del juego heurístico; selecciona tres o cuatro objetos, según el número de niños.

Coloca focos de material, que están constituidos por un grupo de objetos de tres a cuatro tipos y seleccionados, y algunos contenedores. El educador retira las bolsas y se sienta en una silla, y se queda observando el desarrollo del juego, preparado para intervenir cuando sea conveniente, dando seguridad al niño.

El Juego Heurístico consta de dos partes a seguir:

1ª parte o bloque de exploración- Los niños, actúan libremente con el material, experimentando, clasificándolo, comparándolo, etc. Y lo más importante, siendo respetados sus ritmos individuales. De esta manera, van formando parte activa del juego. Observa los objetos, se va situando y decide qué hacer. A partir de estos momentos siguen la acción de combinar y explorar.

Se combinan de manera diferente: meter y sacar, llenar y vaciar, abrir y cerrar, agrupar y separar, colgar y descolgar, apilar, etc.

En las combinaciones de los diferentes materiales hacen descubrimientos de: si las cosas caen o no caen, si las cosas son más grandes o más pequeñas, si ruedan o están quietas, si modifican su apariencia, si le resultan agradables o no, etc.

Con este juego los niños se van haciendo conscientes de las leyes de la Naturaleza y de las propiedades de los objetos.

El adulto mientras está atento mirando a los niños, estará receptivo y disponible a todos. El tiempo de duración del juego es de 20-25 minutos, pero viene determinado por el grado de concentración de los niños en la actividad; será el profesor el que determine el fin de la actividad.

2ª parte o bloque de Recogida- Es la actividad de recoger todo el material y meterlo en su bolsa correspondiente que le ofrece el adulto o educador. Esto hace que ejerciten la movilidad de los niños al trasladarse de un sitio a otro.

Una vez terminado el periodo propiamente de juego, la recogida y/o reordenación final del material es considerada como una actividad en sí misma, que continúa la anterior, y que es igual de divertida para el niño.

El adulto iniciará la ayuda para la recogida, recogiendo los contenedores e invitando a los niños a que le ayuden. El adulto tiene un papel activo verbal, nombre el objeto y el lugar donde se encuentra dicho objeto, dice la cantidad e invita a la acción, reservando tiempo suficiente para que los niños realicen esta actividad. Una vez recogido el material, los niños le acompañan donde se guardan las bolsas. Así son conscientes del final del juego.

Los materiales:

Hay tres tipos: los objetos, los contenedores y las bolsas.

Los objetos. Se utilizan objetos que no tienen una finalidad lúdica. Son fácilmente combinables entre ellos: de la naturaleza, de la casa, confeccionada, etc. Tienen que ser manejables fácilmente y que se conserven en buen estado. Tiene que haber de 15 a 20 objetos de cada tipo y unas 50 unidades en cada bolsa.

Para realizar esta experiencia, los niños necesitan gran variedad de objetos, que a su vez, conviene renovar. Es necesario recopilar, comprar o confeccionar cantidades de artículos que más tarde detallaremos en el listado orientativo de materiales aleatorios. El material, siempre natural, presenta variedad de colores, texturas y formas (piñas, esponjas, anillas de cortina, rulos, trozos de ropa, pompones de lana, cilindros de cartón, botellas, tapones..)

Los contenedores. Son un material con unas características que les hacen susceptibles de contener otros objetos. Se puede utilizar para ello, cilindros duros, botes de metales sin tapa, cajas de madera, metal o similar, etc. Este material favorece las experiencias de exploración. La cantidad necesaria es de tres o cuatro por niño.

Las bolsas. Son de ropa, aproximadamente de 50×50 cm. Se necesita una bolsa para cada tipo de objeto. El objetivo de estas bolsas es de conservar en buen estado y clasificado, y permitir la recogida de objetos, durante la actividad de juego. Las bolsas siempre las tendrá el adulto, no forma parte de material exploratorio para los niños.

Para realizar esta experiencia, los niños necesitan gran variedad de objetos, que a su vez, conviene renovar.
Material básico para cada niño:
– tres contenedores/ botes de metal de diferentes tamaños.
– tres cilindros de cartón de diferentes grosores.
– tres cadenas de diferentes longitudes, grosores y eslabones.

El material básico es el mismo en todas las sesiones del Juego heurístico; lo que va cambiando el educador o adulto son los objetos aleatorios. A este material básico se añaden, además, 10 unidades de cada uno de los dos objetos aleatorios que se elijan para cada sesión.

Objetos aleatorios:

Necesitamos un mínimo de quince tipos de objetos, y 50 ó 60 unidades de cada objeto, que se guardarán cuando no se utilicen en bolsas de tela, una para cada tipo de objeto, de un tamaño aproximado de 40x 40 cm., que cierra con un cordón.

Listado orientativo del material aleatorio: Anillas de cafetera, Anillas de cortina (madera, latón), Bigudíes de madera y de diferentes tamaños, Bolillos, Cadenas de diferentes longitudes (aprox. 30 cm), Pelota ping- pong, Pinzas de tender (madera), rulos de peluquería, tapones de corcho, topes de las puertas, cajas de metal, castañas grandes, cilindros de cartón (papel higiénico, papel de cocina, telas),cintas de seda, terciopelo, conos de cartón de hilaturas textiles, contenedores del carrete de fotografía, cordones de diferentes colores, corchos de botella, llaves inservibles, palos del interior de los zapatos, piñas cerradas, pompones de lana, tapaderas metálicas de botes, trozos de madera sobrantes de ebanistería.

Post anterior

Siguiente post

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest